CÓMO SABER

SI UNA PRENDA ES DE BUENA CALIDAD

Cuando vamos de compras lo primero que hacemos, después de que veamos bonita esa prenda para nosotros, es tocarla. Tocamos qué tipo de tela es, sentimos el peso. Miramos algunas cosas para saber si realmente vale el precio que nos dice la etiqueta.
El problema está en que a veces no sabemos qué medir o cómo comparar. Miramos aspectos generales, nos probamos la prenda y si va bien, la compramos!
Bueno, para que estés más preparada en tu próxima compra te dejamos algunos Tips para que tengas en cuenta en tu próxima evaluación! También te va a servir para medir la calidad que necesitás de cualquier tela en nuestras sucursales cuando necesites coser o enviar a hacerte un vestido, remera, sacos, etc.

La prueba a contraluz, las cremalleras, los componentes y las costuras, son algunas de las señales que te pueden indicar la calidad de una prenda. Aprende a identificarlas y no gastes dinero de más por un producto que no cumplirá con tus expectativas. Vamos por parte:

LAS CREMALLERAS

Cuando una prenda es de calidad, los cierres se verán perfectamente rematados con hilos del mismo color y ocultos, a no ser, que dejar la cremallera a la vista sea un elemento estético. Es importante también, fijarse en si la cremallera sube y baja con facilidad.

TEST A CONTRALUZ

Si esta resulta muy transparente, puedes dudar de su calidad. Recuerda que entre más opaca y gruesa sea, mejor.

TEST DE ELASTICIDAD

Tira de la tela y suéltala unos segundos después. Lo ideal es que esta vuelva rápidamente a su forma original. Pero, si por el contrario se deforma, es mejor que no la lleves contigo a casa, pues lo más probable es que pierda la silueta en poco tiempo.

TEST DE ARRUGAS

Toma una parte de la tela y apriétala en la mano por unos segundos. Si al soltarla queda muy arrugada, duda de su calidad, a menos que esa sea la naturaleza del tejido o se trate de lino.

ANÁLISIS DE COSTURAS

Antes de comprar una prenda debes revisar las costuras, ya que estas deben ser prefectas y muy bien reforzadas. Presta atención a los hilos, a posibles puntadas sueltas, líneas torcidas y toda clase de imperfecciones. Si se trata de estampados como cuadros, rayas o lunares, asegúrate de que las figuras coincidan en las costuras. Una mala unión revela la falta de cuidado en la fabricación de la pieza.

TACTO

Nunca está de más experimentar con la textura. Opta por tejidos suaves al tacto y que se adapten de forma fluida a la silueta del cuerpo.

COMPOSICIÓN DE LA TELA

Es fundamental aprender a leer las etiquetas que vienen con la ropa. Busca fibras naturales como lana, algodón, lino o seda ya que resisten mejor el desgaste del tiempo y los lavados. Evita las sintéticas como el poliéster, acetato o rayón.

BOTONES

Respecto a los botones debes fijarte en que estén bien cocidos (no querrás que se caigan en la primera puesta) y que los ojales por los que deben entrar sean del tamaño correcto. Cuando la prenda viene con un botón de recambio es una buena señal de su calidad.

DESCRIPCIONES EN LA ETIQUETA

Por lo general las buenas marcas incluyen en sus etiquetas instrucciones para lavar las prendas, e información como la talla, composición, logo y lugar de fabricación.

Con todo esto ya sabés qué tener en cuenta y cómo medir la calidad de la próxima ropa que quieras comprarte!

Esperamos que este nuevo Tip haya sido de ayuda,

Hasta la próxima!

Fuente: elespectador.com

COMPARTÍ ESTE #TIPFIACA

APROVECHÁ:

ÚLTIMOS TIPS:

SERVICIO DESTACADO: